FC BarcelonaFútbolJoan LaportaPrimera División

Laporta y las palancas: “Ha sido una atrevimiento que, sinceramente, no quería tomar”

Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, aprovechó la viaje de su equipo por Estados Unidos para pasarse por la sede del prestigioso semanario ‘The New York Times’, en Manhattan, y ser entrevistado sobre la presente que rodea al equipo catalán. Y es que el mercado veraniego que se ha afectado el conjunto culé, siendo el equipo que más metálico se ha desembolsado con 153 millones de euros, tras una de las peores temporadas de su historia siquiera ha pasado desapercibido del otro banda charco.

Liquidación de activos

Uno de los motivos por los que el FC Barcelona ha podido desembolsarse tal cantidad de dinero en refuerzos se debe a la venta del 25% de Barça Studios por 100 millones de euros. El presidente culé no se esconde y admite que era una exigencia: “Ha sido una atrevimiento que, sinceramente, no quería tomar”. Sin confiscación, la existencia es distinta: “Es un requisito. No soy componente, tomo riesgos calculados“, aseguró el dirigente asegurando que es un acuerdo premeditado y que no se comercio de una obra temeraria.

La marcha de Messi

Laporta fue preguntado, de nuevo, sobre un posible regreso de Messi al FC Barcelona la próxima temporada: “Siento que tengo, como presidente, una deuda recatado con él para darle el mejor momento de su carrera, o darle un mejor momento, para el final de su carrera“, aseguró el presidente, dejando caer que no cierra la puerta a su regreso pero sin concretar más allá sobre cómo podría realizarse.

Recuperar el status en Europa

En mi tiempo pusimos las expectativas muy altas y tuvimos éxito“, dijo sobre su mandato mencionado. “Y luego, los aficionados del Barça en todo el mundo, más o menos de 400 millones, requieren un nivel de éxito”, afirmó Laporta para demostrar que se tenía que ejecutar desde el primer minuto del mercado y hacer los movimientos necesarios para que el club culé pueda competir por todos los objetivos la próxima campaña. “Aventajar es una motivación humana universal“, aseguró.

Las dudas con Frenkie De Jong

De Jong ha sido objeto de intensas especulaciones durante todo el verano, ya que el Barcelona ha presionado públicamente al componente para que acepte una reducción salarial o acepte un traspaso a un nuevo club, círculo en el que equipos como el Bayern de Munich o, sobre todo, el Manchester United, aparecían como principales interesados. A pesar de que el presidente declaró su “aprecio” por el futbolista y aseguró que no estaba en liquidación, añadió que De Jong tenía que “ayudar al club” reestructurando su salario. “Él tiene un entendimiento y nosotros lo cumplimos”, dijo Joan Laporta.

El zambombazo de Lewandowski

Para Laporta, el fichaje de Lewandowski, que pronto cumplirá 34 abriles, tiene mucho sentido: “El Barça es un club campeón y necesita referentes como Lewandowski“. El polaco forma parte de lo que, según él, será un “círculo virtuoso” en el que los buenos resultados que coseche la plantilla reforzará las finanzas del equipo mediante un aumento de los ingresos. Una táctica muy similar que utilizó durante su primer mandato como presidente, un período de siete abriles que comenzó en 2003 y terminó con un FC Barcelona considerado como uno de los mejores de la historia del fútbol.

Related Articles

Back to top button