En femeninoEurocopa FemeninaFútbol FemeninoSelección Femenina Fútbol España

¡Que principio ya la Eurocopa!

  • DAVID MENAYO

Actualizado

Es cierto que se trataba de un amistoso y que enfrente estaba la Pelotón B de Australia, pero la conquista de España en el Nuevo Colombino fue tan merecida como ilusionante. Y es que las nuestras acumulan 22 partidos sin perder, 19 de ellos resueltos con conquista, la última ayer en presencia de el conjunto oceánico.

Con Ivana supliendo la partida de Mapi y Amaiur ejerciendo de ‘9’, España saltó al verde como dueña del balón y del mecanismo. Intentó encontrar su sitio en un circunscripción de mecanismo lamentable con pinta de patatal descuidado y no tardó en acercarse a la meta rival. Marcó Amaiur pasado el cuarto de hora, pero la asistente lo anuló por posición antirreglamentaria. Clara, tanto en directo como en la repetición.

El susto lo protagonizó Gorry, que se sacó un zurdazo desde la primero que se estrelló en el soporte. Verdaderamente fue la única ocasión en la que las Matildas llegaron con peligro al ámbito particular. España aprovechó el postrer arreón de la primera parte para ponerse por delante en el registrador. Lo hizo con un golazo de Bonmatí, un zurdazo con rosca desde la primero que se coló por la escuadra, una gracia sólo a la cúspide de jugadoras de la talla de Aitana.

El refrigerio dio pie a las primeras permutas. Ingresó en el circunscripción de mecanismo una Esther que se sabía en el foco y en presencia de un importante examen. Y no falló. Al punto que tardó ocho minutos en anotar, de comienzo y en el ámbito pequeña, tras una subvención de una sobresaliente Mariona. Fue el tercero de España, que había anotado el segundo cinco minutos antiguamente por medio de la propia Mariona con un disparo desde 30 metros que sorprendió a la meta oceánica. La balear, MVP del partido, sumó una nueva subvención desde la siniestra poniéndola en la comienzo de Lucía para que la extremo hiciera el cuarto de la sombra.

Final frenético

Pasada la hora de mecanismo, Vilda activó el Plan B dando entrada a jugadoras que se debían vencer una plaza para la Eurocopa. Se notó en la intensidad del equipo, que no soltó el pie del acelerador hasta el pitido final.

Avisó Esther con un cabezazo al soporte tras centro adyacente, pero no fallaron Lucía e Irene Liante. La primera anotó el segundo en su cuenta particular tras un movimiento de cadera interiormente del ámbito y un derechazo que sorprendió a la meta rival. En el postrer suspiro, la medio sevillana puso la puntilla con dos goles en 60 segundos. Primero cabeceó un centro medido de Leila desde el costado siniestro y luego quitó las telarañas de la escuadra con un derechazo desde la medialuna.

España apetito, convence e ilusiona. Aún con la importante disminución de Jenni (ficticio no echarla de menos) y teniendo en cuenta que aún queda por hacer cinco descartes de la repertorio, demuestran que hay equipo para soñar con hacer poco prócer en la Eurocopa. Antiguamente habrá un postrer amistoso, el próximo viernes en Italia frente a la selección transalpina. Con ganas de que llegue.

Related Articles

Back to top button