baloncestoBoston CelticsMilwaukee BucksPlayoffs NBA

El secundario Grant Williams lidera el aplastamiento de los campeones Bucks

  • JOSÉ LUIS MARTÍNEZ

Actualizado

Ni Giannis Antetokounmpo, ni Jayson Tatum ni Jrue Holiday, ni Jaylen Brown… el tahúr que decantó el pase a las Finales del Este de los Celtics fue Grant Williams, un secundario que acaparó todos los focos de la confusión para destrozar la resistor de los Bucks con su tacto exógeno. Acabó con 27 puntos y 7/18 triples y fue el negociador desequilibrante para tumbar a los actuales campeones (109-81), que aguantaron hasta el refrigerio (48-43) pero desaparecieron en la reanudación víctimas de la extraordinaria defensa y de los triples de los ‘verdes’ (22/55), con el citado Williams (7/18), Tatum (5/9) y Pritchard (4/6) a la persona.

Antetokounmpo intenta lanzar superando la oposición de Horford.

Antetokounmpo intenta exhalar superando la competición de Horford.AP

Antetokounmpo, válido MVP, sólo pudo maniobrar a su antojo durante la primera parte (17+12+7), secundado por un gran Brook López (11+5+3 tapones), pero en la segunda parte naufragó, como todo su equipo. Su buena estadística (25+20+9), no puede ocultar la impotencia que vivió en toda la segunda centro. Intentó tirar del carro, pero fue incapaz y los Bucks descariilaron a la misma velocidad que su sino se apagaba.

Los Celtics sobreviven pese a las faltas de Tatum

Todo lo contrario que los Celtics, que al inicio del tercer acto perdían a Jayson Tatum (23+6+8), que se fue al banquillo con cuatro faltas, pero emergieron sin su sino gracias al tacto de Grant Williams y Jaylen Brown (19+8). Boston tuvo todo el zaguero cuarto, con el partido ya decidido, para celebrar su clasificación y pensar ya en su duelo con Miami Heat en las Finales del Este.

EFE

El partido, como era de esperar, comenzó afectado por los biorritmos de las estrellas de uno y otro equipos. Giannis Antetokounmpo fabricaba puntos deshilachando la tupida defensa de ayudas de los Celtics, que daban la réplica con Jayson Tatum y Jaylen Brown. El negociador sorpresa en este inicio fue la impronta de un Brook López muy dominante. El pívot anotaba, reboteaba y taponaba.

Evasión de los Bucks con ‘Anteto’ y López

Su conexión con la sino griega dio la primera delantera significativa del partido a los Bucks (14-24). Mucho tuvo que ver en ella la equivocación de tino original de los Celtics (7/24 en tiros de campo en el primer cuarto con 5/14 triples). Pero su gran defensa y el instilación anotador de Tatum (7+2) y Brown (7+3) les permitió acortar distancias en el primer acto (20-26), poniendo el contrapunto a la enorme productividad de Antetokounmpo (10+8+6) y Brooks (7+3).

EFE

Tatum y Brown se pusieron las pilas para que Boston tomase la delantera ern un buen inicio del segundo cuarto (32-30). Pero rápidamente volvieron a dar la réplica Antetokounmpo y López (32-37). Algún picotazo de Tatum y los triples de Grant Williams devolvieron la iniciativa a los ‘verdes’, que establecieron su máxima renta con una inocente equivocación en el centro de la cancha de ‘Anteto’ a Smart, que dispuso de tres tiros libres a 0,6 segundos del refrigerio para ampliar la renta (48-43).

El grímpola establecido iba a saltar por los aires

El grímpola hasta entonces respondía a lo esperado, con un imponente Antetokounmpo que ya acariciaba el triple-doble (17+12+7), proporcionadamente secundado por López (11+5+3 tapones) y un Holiday más discreto (6). Y en los Celtics. Tatum llevando el peso ofensivo (17+3+2), ayudado por Williams (11 puntos con tres triples) y Brown (10). Los Celtics habían ido a más en su tiro (9/22 triples) y los Bucks a menos (3/19 t3).

AP

En la reanudación fueron los triples de Tatum, Williams y Brown, que arrancó recomendado con siete puntos, y su extraordinaria intensidad defensiva los que le permitieron desplegar brecha en el registrador con un parcial de 20-12 (68-55). La prematura cuarta personal de Tatum (a 7.44 del final del tercer cuarto) parecía un serio contratiempo para los Celtics, pero no lo fue porque los Bucks (‘Anteto’ incluido) no veían aro. y Williams sí, y mucho. Dos triples suyos (6/13) estiraron aún más la delantera almacén (76-60 a 2′ del final del tercer acto). Y Brown contribuyó a mantenerla antaño del zaguero periodo (79-64).

Impotencia total de los Bucks

Los Celtics, sin Tatum (tres puntos en el tercer cuarto), mandaban con autoridad delante unos Bucks que sobrevivieron a duras penas con 10 puntos de Holiday y seis de Antetokounmpo, precipitado y excéntrico al estar incapaz de exceder la tela de araña defensiva de su rival. Poca cosa para plantar cara a Boston, que con el séptimo triple de Williams (7/16), el héroe de la confusión, y otro de Pritchard dejó apalabrado el triunfo (87-68 a 9.40 del final).

Ya no hubo partido y, por si fortuna, la dorso a cancha de Tatum disipó todas las dudas. No hizo equivocación porque los actuales campeones fueron una caricatura sin ninguna capacidad de reacción y no podrán revalidar el título.

Related Articles

Back to top button