F.C. Barcelona

Escoltar a Xavi

¿Hay vida? Pues… hay esperanza.

Como dice Xavi el Barça es el Barça, y el Barça ha de ir a Múnich a vencer. Veremos que pasa… pero aún hay posibilidades, aunque muy remotas. Pero si no se pasa a octavos, el mundo no se acaba con esta Champions. Hay que reparar el edificio, hay que renovar los cimientos y esa calado no es trabajo de dos días. Le iría adecuadamente al Barça no consumirse y a lo mejor resultaría un alivio, ahora que toda la afecto sí sabe lo que hay, proyectar apeados para tomar corriente.

La encuentro del Benfica fue un chaparrón de los buenos. Xavi, poco adecuado en su vestimenta, terminó con su estiloso Moncler irritado completamente empapado ayer de colocarse la prenda que tan adecuadamente le queda, el plumón de Nike cerúleo marino con el escudo del Barça. Xavi es el Barça y hay que darle confianza. No sé en cualquier caso si lo de su hermano termina de ser convincente. Mucha experiencia en la élite del fútbol no parece tener. Pero como nadie ha dicho mínimo, nadie ha protestado… los resultados serán los que hablaran por si mismos.

Otra cosa son los jugadores. No le marcan un gol ni al meta iris. Los diarios deportivos han analizado a los jugadores uno a uno y existe una cierta unanimidad en que los jóvenes no pueden hacerlo todo por si mismos. Además existe unanimidad en que algunas piezas que deberían funcionar, no lo hacen. Frenkie de Jong no lidera ni a la de tres y su compatriota Memphis, la verdad es que no termina de funcionar.

El Barça no puede seguir agonizando 

partido a partido y le conviene oxigenar

Ousmane Dembélé, el único componente que he gastado que pasaba de Leo Messi en el césped, sí que parece ser una habitación esencia, por otra parte de Ansu Fati. El francés desborda cuando quiere, pero su fragilidad es preocupante. Diez minutos más en presencia de el Benfica y hubiera traumatizado un gol, seguro, o se hubiera vuelto a ofender, quizás.

Otra estría de debate es la defensa. Gerard Piqué dice que le gustaría dar más de lo que da y que se siente en deuda con el monitor. Piqué está haciendo una introspección y no parece gustarle lo que ve en el espejo. Su autocrítica es positiva, aunque llega un poco tarde, hubiera sido preferible haberla hecho mucho ayer.

Xavim, empapado por el diluvio del martes durante el Barça-Benfica

Xavim, empapado por el diluvio del martes durante el Barça-Benfica

EFE

Habría que analizar porque los últimos minutos son siempre tan malos, pero es de suponer que en este tema habría que blandir la desidia de fondo, el cansancio mental y la información que tienen los rivales, saben que el Barça no anda adecuadamente, que le cuesta terminar los partidos en plenitud y esperan el período del desenlace para atacar y morder. El fútbol de élite no deja de ser una foresta.

Esta Champions parece estar muy alejada del flagrante Barça. En futbol todo puede suceder, pero que nadie se engañe… Messi tiene razón al descartar a su serio equipo -el Barça– de los posibles aspirantes a la orejuda.

Pep Guardiola empezó mal en la Jarretera, pero no tuvo que enfrentarse a un Berna 2 en presencia de el Benfica en su segundo partido. Pep contaba con Messi y todos los demás, y con Johan en la tribuna. Xavi está muy sólo, tanto, que habrá que acompañarle. Y esa será sin duda, la mejor forma de ayudar al club.

Related Articles

Back to top button