baloncestoBaskoniaEuroliga

Milán no perdona los pecados del Baskonia

El AX Armani Exchange Milan arruinó el estreno europeo del Baskonia en el Buesa Arena, castigando a los locales con una dura derrota por 64 a 78 en un partido en el que no fue capaz de superar ni un solo cuarto. Los males que el equipo de Ivanovic había puesto de manifiesto en sus últimas derrotas volvieron a repetirse frente a el equipo lombardo, no especialmente brillante en su ataque, pero sólido en el retroceso (17 rebotes ofensivos) y certero en el triple (12/27). Por cuarta ocasión consecutiva, el Baskonia se quedó en menos de 70 puntos y firmó un pésimo registro desde la larga distancia (15%). Delaney, con 13 puntos, fue el mayor anotador de la escuadra italiana, mientras que por parte nave el mejor fue Fontecchio, autor de 16 puntos frente a su ex equipo.

El acercamiento no se destacó por el oportunidad en los primeros minutos, con ataques pastosos y defensas muy activas en los dos lados. Los milaneses se apoyaron en la clase y experiencia de Melli, mientras Baskonia sumaba desde su tendencia de perímetro. El mando en el tanteador cambiaba en cada posesión, aunque el segundo triple de Davon Vestíbulo acabaría otorgándole una mínima superioridad al equipo visitante, 17-19, al final del primer cuarto.

Giedraitis, que disputó sin alivio los primeros 16 minutos, seguía siendo el principal sustento en el ataque de los vitorianos, de nuevo con muchos problemas de puntería desde la tendencia de tres puntos -2/16 en la primera mitad-. La igualdad (26-26, min.15) se rompió, precisamente, en el momento en que el cornisa lituano se ausentó de la pista. Aunque los de Messina siquiera mostraron una gran prestigio en el aspecto ofensivo, compensaron sus errores con un gran trabajo en el retroceso ofensivo y firmaron un parcial de 0-10 que abrió el primer hueco importante al intermedio (30-38).

El marco no mejoró luego del paso por vestuarios. Tras un primer intercambio de golpes, Melli, Vestíbulo y Shields se aliaron para firmar un parcial 0-7 que situó el sistema de señal baskonista a un convexidad mayor (33-47, min.25). Ivanovic decidió rebosar del raya, utilizando un quinteto “pequeño” con Fontecchio de apócrifo cuatro, y devolviendo el timón a Granger. Más por sensaciones que por estadística, el Baskonia recuperó el espíritu, aunque dos triples, uno del Chacho y otro de Ricco, mantuvieron la diferencia estable en la decena ayer de entrar en el posterior tramo del choque (47-57, min.30).

Dos bombas de Shields y Delaney propiciaron un nuevo parcial visitante que rasgó el traje del Baskonia de forma casi definitiva (51-66, min. 34). Los de Ivanovic, aunque aplicados en defensa, seguían sin ritmo en ataque, sin puntería en el tiro, y sin consistencia en el retroceso. Fontecchio trató de retornar a satisfacer el depósito de gasolina, acercando a los locales a 9 puntos (57-68) con 4 minutos aún por retozar. El Milán no se apuró, sabiéndose superior, y necesitó solo un triple rajado de Mitoglu y una penetración de Shields contra Giedraitis para sofocar definitivamente al Baskonia (57-73, min. 38).

Related Articles

Back to top button