Luis EnriqueSelección de Fútbol de EspañaUefa Nations League

Luis Enrique está en serios ‘problemas’

  • MIGUEL ÁNGEL LARA

    Milán

Actualizado

Luis Enrique está en problemas. Pero son de esas clase que para un preparador son un maravilla. Ayer del partido delante Italia, al ser preguntado por las bajas, el seleccionador castellano respondió poco que sonó entre topicazo y bravuconada: “Lo hablaba con mi staff y nos decíamos la suerte que tenemos de tener tantos buenos jugadores buenos”. Ayer, Roberto Mancini había dicho poco parecido que incluso parecía un atractivo de día de previa. “España tiene tantos buenos jugadores que alguno se tiene que convenir fuera”, respondía el seleccionador italiano sobre las ausencias de jugadores que brillan en Italia, caso de Brahim, Luis Alberto o Fabián Ruiz.

UEFA Nations League 1/2: Italia 1-2 España

A posteriori de la conquista de España en San Siro, primera sobre un huésped en grandes torneos tras 10 intentos, fallidos esas reflexiones son efectividad poderosa. Si las lesiones rebajan su impacto, la serie de noviembre va a ser un quebradero de inicio para un Luis Enrique que nunca ha dejado de revolver a equipo por muy admisiblemente que hayan saledizo las cosas. Hay zonas de campo en las que la competencia para entrar en un serie de 23 es feroz; y en otras en las que para envidiar hay que huir, exigencia de Luis Enrique, más que nunca.

Marcos Alonso irrumpe en la batalla del 3

El limítrofe del Chelsea tiró la puerta en San Siro. A posteriori de tres desprovisto de la selección y en el que era solo su botellín partido, el madrileño impuso su ley en las dos partes del campo. Solo le faltó resolver el mano a mano que tuvo delante Donnarumma para hacer el 0-3. Su confusión ralló con la perfección. A ese nivel entra de saciado en la pelea para estar en un puesto en el que él fue el primer latera izquierdo utilizado por Luis Enrique. Sin bloqueo, tras la derrota en Sevilla delante Inglaterra desapareció. Regresó Jordi Alba y desde entonces el 3, indemne lesiones, era propiedad privada de Alba y Gayà. Ahora ya saben los dos que tienen que forzar más los dientes porque Marcos Alonso ha demostrado que encaja sin problemas en lo que quiere Luis Enrique.

Los volantes y la ‘extirpación mundial’

Si Busquets, apoyado por Rodri, es intocable en el pivote defensivo, a su rodeando la competencia es extrema, más válido que en ninguna otra parte del campo. La aparición explosiva de Gavi añade un nuevo dato potente a la mezcla. “No es futuro, es el presente”, dijo Luis Enrique tras el partido sobre el chaval de 17 primaveras. En esta serie no están Pedri (fundamental para Luis Enrique) ni Carlos Soler (cósmico en septiembre). Con Koke sesudo y Mikel Merino como dato importante, ese parece ser el círculo con más presente. De la ecuación, en la que estaba Brais Méndez, se han caído dos que eran fijos hasta matar la Euro: Thiago y Fabián Ruiz. Canales queda allí y jugadores como Saúl, Isco o Ceballos, claves en el puesta en marcha de Luis Enrique, suenan casi a fútbol de blanco y frito.

Media parte en San Siro sirvió para ver que el canario encaja más en la forma de envidiar que Adama. Desbordó con la misma facilidad con la que Traoré lo hace cuando irrumpe en los partidos, pero lo hizo con más criterio y mejores elecciones de pase. Adicionalmente, mostró que su capacidad de asociación es mejor y que con 18 primaveras no se rugosidad. En esa zona jugaba Asensio, que ya sabe que tiene otro rival más allá de que logre hacerse con un sitio en el Madrid. Por delante tiene a Sarabia, Fornals, Yeremy…

Los 9 están avisados

Otro de los debates que han rodeado a la selección ha sido la equivocación de un vaivén en la serie. Con Morata y Gerard Bronceado lesionados, Oyarzabal jugó su mejor partido con España. Lo hizo en una delantera que no paró de moverse, sin referencias fijas y en la que Ferran deja claro que el gol es su preparado. Dani Olmo tiene sitio fijo en ese ataque, pero está claro que envidiar va estar cada vez más caro.

Gol de Ferran Torres (0-1) en el Italia 1-2 España

A un mes paisaje de la serie para intentar cerrar el pase directo al Mundial de Qatar, la selección española va a envidiar la final de la Nations League, la primera en ocho primaveras. Lo va a hacer con buena parte de su núcleo duro en casa por magulladura y con un seleccionador adecuado por tener tantos problemas a la hora de dejar en 23 o 24 una serie en la que carencia tiene que ver ya con aquella de 70 que decía al demorar. Hay nombre que eran intocables, casi sagrados, que hoy tienen eco de pasado. Y chavales de 17 y 18 primaveras con cara de veteranos.

Related Articles

Back to top button