Athletic de BilbaoPrimera División

“El primer componente que salga del armario debería contar con el apoyo del fútbol”

Estamos a 165,3 metros de importancia, en el helipuerto puntual por encima de la planta 40 de Torre Iberdrola, el punto más detención de Bilbao. A nuestros pies el Guggenheim es declarante de un componente de 27 primaveras, Iñaki Williams (Bilbao, 1994) que ha conseguido una brutalidad: ser el futbolista con más partidos seguidos de toda la historia. Son 203, desde abril de 2016. Ni una pandemia ha conseguido pararle. Una pasada.

La panorama de San Mamés es colosal desde aquí hacia lo alto. Él se toma un momento, se separa de todo el corro que estaba preparando este reportaje y talego su móvil. Le hace una foto.

No es sólo hasta dónde ha subido, es cómo ha rematado. Y lo que que le queda por delante…

Pregunta. Enhorabuena. Eres, otra vez, historia de LaLiga. Son 203 partidos consecutivos. ¿Cuál ha sido la primera sensación tras conseguir este récord histórico?

Respuesta. Todavía no soy muy consciente de haberlo hecho, pero es para estar orgulloso y contento. Son hitos que no se consiguen todos los días. No era poco que me preocupase mucho, pero según se iban acercando los partidos y veía que estaba cada vez más cerca lo quería conseguir. He podido conseguir un sueño y hacer historia con la camiseta del Athletic. Estoy muy contento.

P. ¿Has tenido un poco más de cuidado estos últimos días? Nosotros reconozco que estábamos mirando la última hora de cada día para comprobar que estaba todo perfectamente… ¿Ha habido algún cambio en estas últimas semanas por miedo a perderse el partido venidero?

R. No. Lo he intentado aguantar con normalidad… Bueno, a veces me decía “que no la vaya a cagar ahora” [risas]. No me he reservado y lo he legado todo al mayor. Ya lo he cumplido. Ahora… a por lo que viene.

Se iba acercado el récord y pensaba “no la vayas a cagar ahora”

P. No defecto desde el 20 de abril de 2016. No hay Federación si no juega Iñaki Williams.

R. Parece increíble. Estos días hablando con los compañeros más fondo del tema, el preparador físico decía que lo que he conseguido es una trastorno. He tenido la suerte de no tener lesiones, ni siquiera un catarro, y los entrenadores han podido contar conmigo. Desde luego que tengo buena genética y adicionalmente es lo que me gusta.

P. Larrañaga y Arconada, dos de la Existente, abrían la cuenta. ¡El Athletic no podía estar por debajo!

R. Cuando igualé el récord vi que Larrañaga me felicitó por ello. Habían sido muchos primaveras sin que nadie se le hubiese acercado. Él dijo que se alegraba de que un tío de Bilbao lo pudiera hacer y ya te digo que estoy orgulloso y contento.

P. Está claro que detrás de estos 203 partidos hay poco de suerte, pero sobre todo mucho trabajo, porque adicionalmente no hay ni señal de las lesiones que tuvo al inicio de su carrera. ¿Hay poco que cuida especialmente fuera de Lezama?

R. Según el momento de la temporada el cuerpo te pide más alivio o hacer algún tipo de ejercicios, pero es cierto que no trato de volverme imprudente con ellos. En Lezama estamos rodeados de grandes profesionales e intento hacer lo necesario para rendir y demorar en condiciones óptimas cada domingo.

El racismo existe y hay que erradicarlo: que nos toque a personas como a mí es lo de menos, los que lo sufren diariamente son las personas invisibles que están en la calle

P. En su tiempo, cuando Cristiano firmó por el Existente Madrid, llamó la atención que si hacía 3.000 abdominales, pero él siempre decía que la esencia es el alivio. Que muchas veces es más difícil descansar perfectamente que ejercitarse.

R. Sí, es así. El deportista de detención rendimiento necesita recuperar y descansar. Yo baso mucho de mi recuperación en el alivio, en hidratarme sobre todo muy perfectamente. Las horas de alivio son fundamentales. Echo mi siesta y por la perplejidad trato de acostarme temprano, no estar con el móvil en la cama. La verdad es que hace desatiendo para demorar a los entrenamientos y competir perfectamente.

P. La competencia la tiene en casa. Su hermano Nico tiene 19 primaveras y ha participado en los siete partidos de esta temporada. Está para cogerle en cualquier momento.

R. Hay que ir con cautela. Nico es novato y acaba de emprender. Tiene mucho que pulir, pero la persona la tiene donde tiene que estar. Sabe que tiene que trabajar mucho y está en ello. Es una gran sorpresa para todos. Estoy muy orgulloso de lo que está haciendo, pero sabe que todavía le queda mucho ganancia de prosperidad. Todo pasa por trabajar diariamente para conseguir lo que se proponga.

P. ¿Y ahora qué? Estos 203 partidos son un principio. No le veo a Marcelino quitándole de un partido.

R. No, no. ¡Ni quiero! Quiero seguir sumando y disfrutando de lo que hago.

P. ¿Ha recostado cuentas de hasta qué número de partidos puede demorar?

R. Yo hasta los 300 o así no pienso detener. Soy estricto conmigo mismo y soy de Bilbao. Hay que exigirse. Quiero seguir sumando para dejar el podio muy detención y que el venidero lo tenga muy complicado.

Más allá del balón

P. Hemos hablado de su hemano Nico. No sé si ha notado una prudencia social en el fútbol (que quizá no sea el sector más prudente socialmente) a posteriori de que a usted le preguntasen mucho por lo de ser cabreado en el Athletic y ahora a Nico nadie le va con eso. Ha habido una cambio.

R. Sí, al final la sociedad con mi presentación al primer equipo se ha acostumbrado y ya no sorprende tanto que haya otro cabreado en el equipo y que encima es mi hermano. La sociedad va evolucionando. La concurrencia emigra, cambia de país. Estamos todos muy perfectamente integrados y yo he tenido la suerte de caer de brazos. La concurrencia está orgullosa de lo que hago por el Athletic. Creo que tanto el club como yo tenemos que estar agradecidos uno del otro.

Es que no debería ni hablarse de si un cabreado consigue una medalla o si un cabreado juega en el Athletic, tendría que ser poco integrado en la sociedad

P. Desde luego ha aportado. Presente algún episodio lamentable en algún estadio pero hace ya tiempo, parece que está quedando detrás. ¿Cómo lo ve usted?

R. Bueno, obviamente el racismo existe. Lo he dicho más de una vez. Que nos toque a personas como a mí es lo de menos. Es importante que se erradique, pero los que lo sufren diariamente son las personas invisibles que están en la calle. Yo estoy para intentar concienciar a la concurrencia de que todos somos iguales. No tengo que dar ningún discurso. Cada uno es dueño de sus actos e intenta educar de la mejor modo posible a los jóvenes. Y yo, que tengo el inteligencia de demorar a muchas personas, tengo que tratar de que vean que todos somos iguales y no dar pasos en torno a detrás.

P. ¿Qué pensó del discurso de Ana Peleteiro tras conseguir su medalla en los JJOO? Normalizó una situación que es extraño que siga llamando la atención.

R. Es que la cosa es que ella no tendría ni que decirlo. Tendría que ser poco integrado en la sociedad y que no se hablase de si un cabreado consigue una medalla o si un cabreado juega en el Athletic. Pues no. Todos somos personas, independientemente de color, de la raza, o sexo. Eso es lo que tiene que ir evolucionado y seguro que los chavales que ahora nos ven y nos siguen tienen que quedarse con eso.

En machismo, homofobia o racismo parece que vamos retrocediendo en vez de aceptar que todos somos iguales

P. Ahora que palabra del sexo. Me interesa ese punto en el fútbol castellano, que sigue teniendo mucho ganancia de prosperidad. ¿Por qué no conocemos a ningún futbolista profesional desviado? ¿Qué ocurre para que un pequeño, en España, en 2021, sienta que no pueda conversar abiertamente de poco así. No lo entiendo. ¿Qué problema habría en un vestuario? Imagine que ha convivido en el vestuario con algún componente gay, y que no se ha sentido lo suficientemente cómodo como para contárselo. ¿Cómo se explica?

R. Siempre ha sido un tema tabú. La sociedad ha hecho que la concurrencia tenga miedo a poder proponer que es desviado. Muchas veces nos tenemos que salir del molde. El primero que lo haga pública y abiertamente debe tener el apoyo de todas las personas para dar el paso en torno a delante. Ayudaría.

P. ¿Y por qué no ha pasado?

R. Pues no sé, no lo podría proponer. Quizá porque en la sociedad está mal conocido. Y es un error porque hay que aceptar a las personas tal y como son. Yo, desde mi posición de componente del Athletic, ayudaría a todos a que se abran independientemente y digan lo que sienten y lo que les sale de en el interior. No estoy para dar discursos a nadie, pero estoy para intentar desplegar los fanales. Tanto en la homofobia, el machismo o el racismo parece que estamos retrocediendo en el tiempo en vez de aceptar que todos somos iguales.

El primer componente que salga del armario debería contar con el apoyo de todo el fútbol. Desde luego tendra el mío

P. Por estadística es inalcanzable no activo tenido un compañero desviado. En algún momento a esa persona le ha legado miedo contarlo. ¿Por qué? ¿En qué le podría perjudicar?

R. Pues quizá el miedo a la crítica de las redes sociales, a la concurrencia que juzga detrás de una pantalla. Yo creo que ese es el miedo que puede tener una persona. La sociedad no ayuda a que la concurrencia tome decisiones independientemente. Estamos intentando hacer ver que lo ordinario de vida ejemplar son ciertas cosas y no. Hay que enderezar el día a día.

P. Pero en el fútbol parece más difícil pese a que a veces es transporte para desplegar muchos caminos, en este asunto no.

R. Sí. Siempre se ha dicho que “el fútbol es para hombres”, y son cosas que hacen que la concurrencia no progrese y viva encerrada en cuatro paredes y no tenga empatía. Que no piensen en el sufrimiento que tiene el de al banda. En la sociedad en común a la concurrencia le cuesta proponer que soy tal o soy pascual. La concurrencia tiene miedo a proponer lo que piensa en realidad.

De revés al fútbol

P. Le cae de nuevo el balón. En este repaso de 203 partidos consecutivos quién es el defensa al que no quiere retornar a ver.

R. Pues te diría que uno de los que más me han incomodado es Djené. Muy rápido, muy duro y bracea muy perfectamente, se expedición muy rápido.

P. Y quién es ese guardameta que le da la impresión de que es más amplio cada día que se cruzan.

R. Courtois. Uno de los porteros que cuando vas uno contra uno y puedes chutar achica muy perfectamente y se hace tan amplio que es muy difícil.

P. ¿La selección? La ha tocado pero no termina de desplegar esa puerta.

R. Es poco que siempre he tenido en mente y trabajo para ello. Haciendo las cosas perfectamente quizá algún día vaya perfectamente. Todo pasa por meter, por trabajar y por hacer las cosas perfectamente. Ojalá pueda tirar esa puerta debajo.

P. Deje de marcar. Es consciente de que si hiciese más de 15 goles por cada temporada el Athletic se le iba a acordar pequeño por todas las ofertas de grandes de Europa que iba a tener.

R. Los delanteros vivimos del gol y eso pasa por rachas. Ningún punta mete todas las que tiene. Soy consciente de que es una forma que debo mejorar, pero no solo en eso. He ido progresando año tras año y cada vez estoy más a gozo jugando de 9. Marcelino me cuida y me está enseñando mucho. Cada vez me armonía más a gozo jugando con un 4-4-2 y cada vez se me ve más cómodo. Acepto que la concurrencia me pueda pedir goles porque sé que puedo hacerlos. Prácticamente todos los partidos estoy teniendo ocasiones para meter.

P. Su estreno como goleador fue en Europa League, contra el Torino. ¿Cuánto echa de menos apostar en Europa?

R. Mucho. Desde que subí fueron 3 o 4 primaveras consecutivos jugando Europa. Cuando lo haces tan pronto parece que es casquivana, pero ahora que han pasado 3 o 4 primaveras sin ir te das cuenta de lo difícil que es. Correr, conocer otras ciudades, ir con la apego….este año tenemos mucha ilusión en poder lograrlo porque sería un aliciente para todo Bilbao.

Siempre se dice “el fútbol es para hombres”, y es poco que hace que la concurrencia no progrese, viva encerrada y no tenga empatía

P. ¿En qué equipo se fija cuando se pone delante del televisor para ver ligas europeas?

R. Uno de los que más me gusta seguir es el Liverpool, por su estilo de diversión. En pretemporada jugamos contra ellos en Anfield, nunca había estado allí, y me quedé impresionado con su apego y los grandes juagdores. Pero sobre todo con la mentalidad que afrontaron el partido. Sabían que eran superiores a nosotros y nos tuvieron el mismo respeto que a todos sus rivales. Eso es lo que les hace grandes.

Youtubers o periodistas

P. ¿Está a gozo?

R. Sí, sí.

P. Se lo digo por el debate descubierto ahora, a partir de las entrevistas que ha hecho Ibai, con eso de que los futbolistas están más cómodos con los streamers. ¿Los sigue?

R. No soy mucho de streamers, ni de interpretar los periódicos porque soy de evadirme de lo que se pueda gestar en torno a mí, de aquello que se hable de mí tanto en redes sociales como en periódicos y yo no puedo controlar porque está fuera de mí. Quizá sí puedo entender a los que dejan de hacer entrevistas con los medios porque al final hay periodistas que intentan despabilarse las cosquillas y no estás a gozo. Están buscando un titular. Ibai, que le he conocido algún vídeo, hace observar a las personas cómodas y a gozo, para que se hablen con la misma normalidad que harían con un amigo.

Ibai hace observar cómodas a las personas y quizá con los periodistas estamos más en agente

P. Si hablo con usted como amigo podríamos bromear con que cómo no va a aguantar 203 partidos en un equipo que no puede fichar delanteros extranjeros… No sé, es un ejemplo. De lo que se prostitución es de que eso todavía se puede hacer en un medio al uso. Es una frontera ficticia. Aquí todavía se puede introducir una conversación con bromas.

R. Por supuesto, pero es como una barrera que se ha puesto, que es difícil de traspasar. Tenemos prejuicios y si vas a un sitio con prejuicios ya no eres tú. A veces vas a hacer una entrevista y sin conocer al periodista te pones en agente porque trabaja para determinado medio y eso te hace estar al papagayo. Igual ayer te ha pasado poco que la persona de ahora no te ha hecho nadie pero que por lo inicial…Si no haces poco a gozo no disfrutas.

Un hermano a lado

P. Por cierto, lo de apostar con su hermano en el Athletic tiene que ser un subidón.

R. Todavía voy a Lezama y entreno con él sin ser consciente de que estoy con mi hermano.

P. ¿Y en casa qué le dicen, que tenga cuidado con Nico como cuando era pequeño?

R. Son audios de mi mama. ¿Qué tal está Nico? ¿Cómo le ves? Pues como cuando íbamos a colegio y me preguntaba si se había comido el panecillo o había merendado perfectamente. Le llevo ocho primaveras y está aprendiendo. Tenerme como apoyo sirve todavía para que entre los compañeros se haya integrado más casquivana. En el Athletic somos una clan, somos amigos y todos compartimos el mismo sueño. Integrarse así es mucho más casquivana.

lt;HIT gt;Iñaki lt;/HIT gt; Williams REPORTAJE DRON EN BILBAO TOMAS, CAPTURAS DEL VIDEO

lt;HIT gt;Iñaki lt;/HIT gt; Williams REPORTAJE DRON EN BILBAO TOMAS, CAPTURAS DEL VIDEO

P. Lo que sí ha conseguido es que Nico no sea el hermano de Iñaki y se vaya haciendo su camino propio.

R. Nuestras vidas, aunque parecidas, han sido totalmente diferentes. Nico tiene cosas que yo no tengo y al revés. Somos hermanos, pero muy diferentes. Eso se ve en el campo. Nico tiene un manejo de pelota totalmente diferente al mío, yo una presteza y potencia que Nico todavía no tiene. Nos sentimos orgullosos de cumplir nuestros sueños, pero no competimos entre nosotros. Cada uno vive su película y la concurrencia no tiene que compararnos. Nico va a conseguir todo lo que se proponga porque tiene un techo que todavía no sabe ni de lo que es capaz. Soy su hermano anciano. Intento ayudarle y protegerle, pero cuando hay que darle caña se le da igual que cuando toca darle lagotería. Es una gustazo tener a mi hermano pequeño, que es muy respetuoso.

No estoy para dar discursos pero sí para intentar concienciar a la concurrencia

P. Le he conocido preocupado en más de una ocasión porque cree que Nico tiene que echar todavía más cuerpo.

R. Sí. Suceder de Segunda B a Primera no es casquivana. No es que se ponga con mucho convexidad, pero sí que coja más fuerza.

P. Cómo lleva lo de que haya una tangana y vayan a por Nico….

R. Me pasó en el Metropolitano. Mi hermano llegó tarde con una entrada a Oblak y fue Giménez y lo levantó….Yo no estaba en el campo. Lo vi de remotamente y dije que era una pena porque habría ido a separar.

P. Ha dicho que ha estado a gozo. ¿Quedamos para una ruta de navegación por la ría celebrando el partido 300?

R. Está hecho.

Related Articles

Back to top button