Bundesliga

Kalajdzic, el ‘pánzer’ de dos metros que golea en el Stuttgart: “Se parece a Ibra”

Sus 2,00 metros de consideración (exactos) convierten a Sasa Kalajdzic (Viena, 7-7-1997) en el deportista más suspensión de la Bundesliga. Pero el ex del Admira Wacker -recaló en el Stuttgart en 2019 por 2,5 millones- es mucho más que eso. “No sólo hay que fijarse en su calidad o en sus remates de persona. Es un futbolista muy inteligente”, asegura Pellegrino Matarazzo, su monitor en el Mercedes-Benz Arena.

“La primera vez que lo vi pugnar con el filial llamé a mi representante y le dije: el ‘9’ es un crack. Se apasionamiento Sasa. Rememoración que él me contestó: ‘Inasequible, si Kalajdzic juega de mediocentro… “, recuerda a MARCA su excompañero Ione Cabrera.

La primera vez que lo vi pugnar con el filial llamé a mi representante y le dije: el ‘9’ es un crack

Ione Cabrera, excompañero de Kalajdzic

De mediocentro a número ‘9’ siendo rozagante

El gachupin, ahora en las filas del Mannswörth, tuvo buen ojo. Ernst Baumeister reconvirtió a Kalajdzic, habituado a pugnar de ‘6’ o de ’10’, en vaivén en la 2016-17. Ya acertadamente ‘talludito’. “Lee muy acertadamente el recreo y se posiciona acertadamente, no sé si por esa ‘herencia’ de sus tiempos como mediocampista”, insiste Ione.

El ‘caso’ es que ocho goles en seis partidos -incluido un ‘hat-trick’ en 13 minutos- catapultaron a Kalajdzic al primer equipo del Admira Wacker. Con los mayores no tardó en demostrar su potencial anotador. Debutó con 20 primaveras en 2017 y marcó 12 goles y repartió 12 asistencias en 35 partidos antiguamente de poner rumbo a Alemania.

Buenas cifras… a pesar de la descuido de continuidad por las lesiones. En la 2017-18 estuvo casi seis meses fuera por una fractura de metatarso y en la 2018-19 sufrió un desgarro en los ligamentos de la parte superior del tobillo. Un ‘calvario’ que continuó la temporada pasada, su primera en Stuttgart. Nulo más aterrizar se rompió el cruzado y al punto que pudo contribuir con un gol y una amparo en 162′ al encumbramiento de su equipo a la Bundesliga.

14 goles en su primera año en Bundesliga con el Stuttgart

“Estamos muy contentos de activo esperado a Sasa”, asegura el director deportivo Sven Mislintat. Y es que Kalajdzic, con el Stuttgart de dorso a la élite, la está rompiendo: registra 14 goles (13 en Federación) y cuatro asistencias en 27 partidos (17 como titular). En sumario, marca un gol cada 115′.

De hecho, encadena siete partidos seguidos de Federación marcando, lo que le ha permitido igualar el récord del club, en poder de Fredi Bobic desde la 1995-96. Una jugada espectacular que permite al Stuttgart soñar con Europa: es octavo a cuatro puntos del Leverkusen. “Soy un tipo avaricioso. Quiero marcar tantos goles como sea posible y pugnar cada minuto”, asegura.

Soy un tipo avaricioso. Quiero marcar tantos goles como sea posible y pugnar cada minuto

Sasa Kalajdzic, deportista del Stuttgart

Sus 2,00 metros de consideración le convierten en ‘indefendible’ para las defensas rivales, especialmente en el balón parado. Ha afectado tres goles con la siniestra, cuatro con la diestra… y seis de persona, más que nadie en la Bundesliga 2020-21. “Es muy difícil de marcar. No salta mucho, pero con esa consideración siquiera le hace descuido. Encima, mide muy acertadamente los tiempos y no rehúye el choque”, insiste Ione Cabrera. “Cuenta con gran agilidad”, añade Sven Mislintat.

No jugaba mucho y le colocaron de cancerbero… ¡por bajito!

Pero Kalajdzic no siempre fue ‘El Holgado’, como le apodan. En la 2015-16, cuando militaba en el filial del Donaufeld Wien, estuvo a punto de dejar el fútbol. Su padre le convenció de que no lo hiciera. Sasa no era titular y siquiera había pegado el estirón. De hecho, era de los más pequeños de su equipo. Un doble hándicap que provocó que un día, en presencia de la descuido de porteros, le colocaran de cancerbero. Perdieron 7-19. “Fue el partido más vergonzoso de mi vida”, confiesa.

“Un monitor me dijo que tenía la resistor de un maratoniano, pero la fuerza de Mickey Mouse”, recuerda Sasa, que, en al punto que un año, superó el 1,90 metros y ganó 15 kilos de masa muscular. “Pensaba: ‘¿Podrá mi cuerpo soportor este cambio? Tenía miedo de que mis movimientos parecieran descoordinados”, revelaba a ‘Der Standard’.

Un monitor me dijo que tenía la resistor de un maratoniano, pero la fuerza de Mickey Mouse

Sasa Kalajdzic, deportista del Stuttgart

Nulo más allí de la verdad. “Kalajdzic rompe con los estereotipos. Es suspensión, pero técnicamente es muy bueno, tipo Zidane o Ibrahimovic, salvando las distancias. Tiene mucha elasticidad y sabe controlar, cubrir y desmontar el balón. Parece como si tuviera cojín de fútbol sala. Sus pies son grandes, pero los maneja como si fueran pequeños. No es que sea rápido, pero en la corta, para lo suspensión que es, no es pausado”, señala Ione Cabrera, que puntualiza: “Creo que en España rendiría aún más por la calidad que atesora”.

“Kalajdzic rompe con los estereotipos. Es suspensión, pero técnicamente es muy bueno, tipo Zidane o Ibrahimovic, salvando las distancias. Tiene mucha elasticidad y sabe controlar, cubrir y desmontar el balón

Ione Cabrera, excompañero de Kalajdzic

La comparación con Peter Crouch, adecuado a su consideración, igualmente es recurrente. “Es agradable, pero prefiero en ser el mejor Kalajdzic”, posible.

Pudo pugnar con Serbia y Bosnia… pero eligió Austria

Kalajdzic nació en Viena, pero su árbol genealógico le traslada a la antigua Yugoslavia. Sus padres emigraron durante la pleito. “Soy un austriaco con raíces serbias, de Bosnia concretamente. Mis abuelos todavía viven allí y voy a visitarla todos los primaveras”, reconocía a ‘Bild’.

Curiosamente, en 2019, se rumoreó que podría ser convocado para pugnar la Euro sub 21 con Serbia. Sin retención, Sasa se decantó por Austria y acabó enfrentándose a Serbia. “Si ámbito un gol no lo celebraré”, dijo.

Nací en Austria. Mi clan y amigos viven allí. Amo a este país. El resto es todo especulación

Sasa Kalajdzic, deportista del Stuttgart

Ahora, en cualquier caso, ya sabe lo que es presentarse con la absoluta austriaca. Lo hizo en octubre de 2020 contra Rumanía y ya suma dos internacionalidades, aunque aún no ha afectado. “Nací en Austria. Mi clan y amigos viven allí. Amo a este país. El resto es todo especulación”, aseveró para finalizar el debate.

Related Articles

Back to top button