Espanyolpesadilla

El Espanyol ya ni teme su peor pesadilla: descender delante el Barça

La derrota del domingo en el RCDE Stadium delante el Leganés (0-1), la vigésima de la temporada, anula ya cualquier cálculo rocambolesco sobre la salvación del Espanyol y lo aboca a lo que en circunstancias normales sería su peor pesadilla: la suscripción probabilidad de un descenso matemático en manos de su perenne rival, el Barcelona. Será este miércoles, a partir de las 22:00, en el Camp Nou.

Se se sitúa el Espanyol a 11 puntos de la permanencia, que marcan el Eibar, el Celta y el Alavés. Y quedan cuatro jornadas. Es aseverar, que aun en caso de derrota de estos tres equipos en la trayecto 35 (el Celta recibe al Fornido este martes, el Eibar al Leganés, el jueves, y el Alavés turista al Actual Madrid, el viernes), el conjunto perico solo mantendría un partido más la categoría si es capaz de derrotar al Barcelona, que se juega el título de LaLiga. En caso de igualada o de derrota del Espanyol, la salvación se quedaría entre 11 y 14 puntos de distancia, con solo nueve en encaje, por lo que el descenso sería un hecho irrefutable.

De todos modos, para los pericos ya ni siquiera supone una tortura la sola idea de descender delante el Barcelona, en el derbi, sino solo un capítulo más en una lamentable temporada. Por un flanco, porque ya tienen asimilado en el Espanyol desde hace semanas (meses, en el caso de los más pesimistas) que jugarán la próxima temporada en Segunda, pase lo que pase en el Camp Nou. Así de decadente es la situación.

Y segundo, porque posteriormente de décadas escuchando el cántico “a Segunda, oé” en el estadio azulgrana, amoldonado se dan las condiciones para descender allí la única vez que no habrá conocido para regodearse de ello. La condena, en ese sentido, será para los más fanáticos seguidores del Barcelona, quienes no tendrán más remedio que ‘saborearlo’ desde la distancia.

Back to top button